Antecedentes

 

 

 

 

 

 

 

 

El Laboratorio Universitario de Cómputo de Alto Rendimiento (LUCAR) del Instituto de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas y Sistemas (IIMAS) tiene como objetivo proporcionar la infraestructura necesaria para el estudio, análisis y uso del cómputo de alto rendimiento en la solución de distintos problemas de interés científico.

Su principal función es ser un espacio para probar y configurar diversas arquitecturas de procesamiento de información, busca ser una herramienta flexible en su configuración, de rápido acceso y capaz de resolver problemas de una gran complejidad numérica que impliquen el procesamiento de información en un determinado intervalo de tiempo.

El LUCAR está dirigido a la investigación, estudio e implementación de algoritmos de balanceo y migración de procesos en sistemas de cómputo de alto rendimiento, así como a la definición de estrategias de medición para sistemas heterogéneos sobre un paralelismo virtual, enfocándose en la resolución de planteamientos que modelan diversos fenómenos físicos.

El LUCAR surge como una iniciativa del IIMAS y otras entidades universitarias para llevar a cabo el estudio, análisis y uso del cómputo de alto rendimiento para dar solución a diversos problemas de interés científico dentro de la comunidad académica. Se crea para satisfacer la necesidad de este tipo de infraestructura principalmente en los integrantes del IIMAS y estudiantes del Posgrado en Ciencia e Ingeniería de la Computación, y está vinculado a los institutos de Astronomía, Geofísica y Matemáticas, la Facultad de Ciencias y la Dirección General de Tecnologías de Información y Comunicación.

En este laboratorio se da cabida al diálogo que por mucho tiempo se ha tenido entre las diversas escuelas de pensamiento que se cultivan en el IIMAS, así como para fortalecer el trabajo que se realiza en esta entidad.

El cómputo de alto rendimiento se ha convertido en una herramienta indispensable para el desarrollo de diversas áreas de la ciencia que van desde el cálculo de condiciones ambientales, el modelado de sistemas de flujo, el transporte de partículas en medios difusos y la simulación de procesos sociales, entre otros.

La importancia de contar con un espacio como el LUCAR radica en que la diversidad de dichas áreas plantea una disyuntiva para el uso de varios enfoques en términos de procesamiento de la información que van desde la división de datos para replicar el procesamiento, el manejo de memoria común y compartida, el manejo de la concurrencia, la manipulación de la sincronización tanto espacial como temporal, hasta el replanteamiento de la solución que implique un manejo del problema en ambientes distribuidos.

La experiencia que con el paso del tiempo se ha adquirido en las diversas estrategias relacionadas con el cómputo de alto rendimiento se manifiesta en la generación de diversos resultados generados en diversas áreas. Por ello, este laboratorio permite a todos los investigadores obtener resultados de simulación en un tiempo mucho menor que si se realizaran en computadoras convencionales, incrementando así la posibilidad de dar solución a una gama importante de problemas de elevada complejidad.